Cambiar de hosting sin afectar al SEO

cambiar-de-hosting

Uno de los procesos que más problemas puede traer al funcionamiento de una web es un cambio de hosting. Tanto desde el punto de vista funcional, como desde una óptica de marketing, se trata de un procedimiento delicadísimo.

De entre todos los campos del marketing online, uno de los que puede verse más afectado durante un cambio de hosting es el SEO.Y es que una parte importante del estado del posicionamiento de una web y su captación de tráfico orgánico dependen del alojamiento web. Pensad, por ejemplo, si es razonable que una tienda online pierda miles de usuarios diarios porque ha realizado un cambio de alojamiento por razones técnicas y no ha tenido en mente ninguna variable SEO.

¿Cómo podemos entonces cambiar de hosting sin afectar al SEO? Antes de iniciar un proceso de estas características, debemos realizar una serie de comprobaciones y coordinarnos con el equipo técnico encargado del traspaso para no dejarnos nada en el tintero.

Pero antes de entrar en detalle sobre cómo evitar perder posicionamiento durante un cambio de hosting, vamos a analizar brevemente los motivos más habituales que llevan a una empresa a iniciar una migración de estas características y hasta qué punto la elección de un proveedor de hosting u otro puede condicionar el SEO.

Razones más habituales para un cambio de hosting

No es habitual que una compañía realice un cambio de hosting de su sitio web. El procedimiento es delicado y, si el alojamiento no presenta problemas graves y recurrentes, el coste de la operación de traspaso, tanto económico como en recursos, no suele compensar.

Entonces, ¿Por qué una empresa decide realizar un cambio de hosting web? De entre los miles de motivos y casos concretos para ello, podemos resumirlos en:

  • Cambio de proveedor de nuestra web. Si, por ejemplo, contratamos una empresa para realizar el rediseño de nuestra web o una agencia SEO, es posible que nos pidan cambiar de hosting.
  • Rendimiento. Tanto si queremos mejorar aspectos como la velocidad de carga de nuestra web o evitar problemas que genera nuestro hosting actual, la búsqueda de un mejor rendimiento es uno de los motivos habituales para cambiar de hosting.
  • SEO. El caso que nos ocupa en este artículo. Como veremos más adelante, existen una serie de características inherentes al alojamiento de una web que afectan al SEO.
  • Crecimiento. En algunos casos, nuestro hosting limitará el crecimiento de nuestra web, bien sea por limitaciones en el volumen de datos a gestionar, o por la falta de nuevas prestaciones.

¿Quieres Cambiarte al Mejor Web Hosting?

Como veis, las razones para cambiar de hosting pueden ser varias, incluso no encontrarse entre las que hemos definido arriba. Sea cual sea el motivo del cambio, independientemente de si está orientado a mejorar el SEO o no, la migración a un nuevo alojamiento web afectará al SEO. Veamos porqué.

¿El hosting de una web afecta al SEO?

En resumen, sí. Existen multitud de factores valorados por el algoritmo de Google que tienen relación, directa o indirecta, con el alojamiento web. Velocidad de carga o dirección IP y ubicación del servidor son algunos de ellos.

cambiar-hosting-seo

En consecuencia, elegir un nuevo proveedor y cambiar el hosting de una web puede afectar, y mucho, al estado de posicionamiento orgánico de nuestro portal.

¿Qué puede variar durante un cambio de hosting que afecte al SEO?

cambiar-hosting-seo-2

De entre los miles y miles de aspectos de configuración de un servidor, existen algunos que tienen un mayor grado de influencia en el SEO de una web:

  • Dirección IP y localización del servidor. Contar con un alojamiento web dentro de nuestra área geográfica de negocio es una señal para el posicionamiento. Por ejemplo, si nuestra empresa se orienta a España y durante un cambio de hosting pasamos de tener un IP ubicada en Madrid a una en Nueva York, perderemos esta variable positiva para el SEO.
  • Archivo htaccess. Este fichero contiene configuración que afecta a aspectos como las redirecciones, reglas de URLs o políticas de caché. Durante un cambio de hosting es fácil que no se migre el archivo htaccess o que se sobrescriba. Si esto ocurre podemos, por ejemplo, perder redirecciones 301 orientadas al SEO.
  • Archivo robots.txt. En este caso, el fichero robots.txt puede contener directivas para los bots de rastreo de varios motores de búsqueda, entre ellos Google. Por ejemplo, evitando que el bot de Google acceda a una carpeta del servidor. En un cambio de hosting, este archivo puede cambiar, por lo que conviene revisarlo después de la migración.
  • Tiempo de respuesta y velocidad de carga. Desde verano de 2018, Google tiene en cuenta la velocidad de carga de una web como señal de posicionamiento en resultados para móviles. Tanto en positivo como en negativo, el cambio de hosting puede afectar al rendimiento de nuestra web.
  • Certificado SSL. Como en el caso de la velocidad de carga, la presencia de un certificado de seguridad SSL es tratada por Google como positiva para el posicionamiento. Dado que habitualmente la configuración de esta funcionalidad va ligada al hosting, en una migración de alojamiento web deberemos volver a instalar o activar el certificado SSL.
  • Redirecciones. En ocasiones, la configuración del hosting afecta a las redirecciones. Por ejemplo, hay proveedores de alojamiento que automatizan la redirección de HTTP a HTTPS, o de la versión sin WWW a la versión con WWW. Otros, en cambio, no permiten esta opción y debemos implementarla por código. En cualquier caso, un cambio de hosting sin tener en cuenta este aspecto puede afectar negativamente al SEO, generando problemas de contenido duplicado.
  • Tiempo de inactividad. Un cambio de hosting debería realizarse de la forma más rápida posible. Si nuestra web está inactiva durante mucho tiempo y no devolvemos el código de respuesta adecuado a Google, éste puede considerar que nuestra web ya no está disponible.

¿Cómo cambiar de hosting sin afectar al SEO?

Teniendo ya una idea clara de qué características de un alojamiento web tienen incidencia en el SEO y pueden verse afectadas durante un cambio de hosting, podemos encarar este proceso tomando las precauciones adecuadas para minimizar un posible impacto negativo en el posicionamiento. E incluso para mejorar en algunos aspectos.

En este sentido, deberemos realizar una serie de comprobaciones para no dejar ningún aspecto al azar, que resumimos en nuestras recomendaciones para cambiar de hosting sin afectar al SEO:

  • Planifica el proceso. Determina cuál es el mejor momento para realizar el cambio de hosting. Ten en cuenta variables como por ejemplo la estacionalidad de tu sector, escogiendo un período de menor volumen de tráfico.
  • Prueba el nuevo servidor. Antes de cambiar de alojamiento, realiza pruebas de funcionamiento y rendimiento sobre el mismo.
  • Revisa las variables SEO vinculadas al hosting. Como hemos comentado antes, aspectos como la dirección IP, los archivos htaccess i robots.txt, el rendimiento, el certificado SSL o las redirecciones deben tenerse en cuenta al cambiar de hosting.
  • Define los códigos de respuesta del servidor. Si es necesario y la migración se alargará en el tiempo, puedes configurar el alojamiento para que devuelva un código de respuesta 503 (servicio no disponible). Con esto, indicaremos al bot de rastreo de Google que la web no está disponible temporalmente. Si no hacemos esto, la web está caída durante unas horas y devolvemos un código 404, podemos perder valor SEO durante el proceso.
  • Evita cambios múltiples. Durante un cambio de hosting es probable que queramos introducir nuevas funcionalidades, por ejemplo, un CDN. Dado que el proceso de migración ya es complejo de por sí, será mejor que en primera instancia nos aseguremos de trasladar correctamente nuestra web de un servidor a otro. Una vez comprobemos que el cambio se ha producido con éxito, podemos incorporar nuevas funcionalidades a la web y el servidor.

Dicho esto, no existe un proceso de cambio de hosting perfecto. Casi siempre aparecerán variables y problemas que no hemos controlado o previsto, ya sea des del primer momento o en días posteriores. Por esta razón, el cambio de hosting no acaba el día de la migración.

Después de un cambio de hosting: monitorizar y analizar

cambiar-hosting-seo-conclusion

Aunque creamos que hemos cambiado de hosting sin ninguna incidencia y que nuestro SEO no se ha visto afectado, no podemos estar seguros de ello sino analizamos una serie de elementos. Las horas, días, semanas e incluso meses posteriores a una migración son claves para detectar a tiempo problemas que pueden acabar desencadenando en una pérdida de tráfico orgánico. Estos son algunos de los indicadores que deberás monitorizar:

  • Posicionamiento. Tras el cambio de hosting, deberemos comprobar si nuestras palabras clave principales han sufrido cambios de posiciones. En ocasiones, es complicado determinar si el proceso ha afectado realmente el ranking de nuestras keywords, ya también influyen factores externos como cambios en los competidores o en el algoritmo de Google.
  • Tráfico orgánico. A través de herramientas de analítica web como Google Analytics podremos verificar si tras el cambio de hosting hemos mantenido, perdido o ganado tráfico SEO.
  • Errores 400 y 500. Deberemos revisar si tras el cambio de alojamiento se han incrementado los códigos de respuesta 400 y 500, indicativos de problemas diversos. Google Analytics permite, dependiendo de su configuración, el seguimiento de errores 400. También podemos consultar la plataforma de Google Search Console o los logs del servidor.
  • Auditoría de rastreo. Una vez completado el proceso de cambio de hosting, podemos auditar nuestra web con una herramienta de rastreo, por ejemplo SEMRush o Screaming Frog. Este tipo de software permite analizar una web simulando el análisis que hace el bot de Google de la misma. Por lo que podremos ver si existen errores en el contenido que le entregamos a Google.

Entonces, ¿cambiar de hosting sin afectar al SEO es posible?

. Tomando las precauciones adecuadas y planificando el proceso, podemos evitar la pérdida de posicionamiento al cambiar de hosting. Y si el canal orgánico es una fuente importante de tráfico para nuestra web, conviene dedicar los esfuerzos necesarios para ello.

Si no contamos con los conocimientos técnicos necesarios para llevar a cabo el cambio de alojamiento, podemos contar un aliado tecnológico que nos aporte un valor añadido durante el procedimiento. Habitualmente, los proveedores de hosting web disponen de un equipo de soporte para estos casos, pero se suelen centrar únicamente en el apartado técnico, dejando de lado el SEO. En este sentido, trabajar con un partner especializado como La Teva Web, agencia de SEO en Barcelona, te permitirá cambiar de hosting web sin afectar negativamente a tu posicionamiento.

Administrador de contenidos en mejorhostingweb.es desde el comienzo del sitio. Amante de la tecnología y redactor de los artículos del blog. Con muchos años de experiencia en el mundo de las TI. Entusiasta de internet, los videojuegos y las nuevas tecnologías.

Dejar un Comentario

Recibe nuevas publicaciones por email: